¿Cómo ser vendedor de seguros?

¿Cómo ser vendedor de seguros?

Para vender seguros dentro del marco legislativo en España, tienes un gran abanico de posibilidades en cuanto a la profesión que puedes elegir y para la que puedes especializarte.

Por ello, en el siguiente artículo van a hablarse de las distintas figuras y los tipos de mediadores de seguros que existen para que conozcas cuáles son las especificaciones de cada uno.

Agentes y corredores de seguros: ¿las únicas dos profesiones que existen dentro del sector?

Existe una diferencia entre un corredor y un agente de seguros estipulada por la normativa legal de Mediación de Seguros de la Ley 26/2006 de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados.

Es más, aunque las que más nos suenen sean estas dos, existen otras figuras, de las que hablaremos posteriormente, capacitadas para ejercer su labor dentro del sector de las ventas de seguros.

Agente de seguros

Un agente de seguros es la figura encargada de llevar a cabo una actividad laboral dentro del marco de actuación de una entidad aseguradora.

Es decir, esta ocupación está regulada bajo un contrato laboral que mantiene la persona con la agencia de seguros, por ello, no es una profesión que pueda ejercerse de forma independiente.

Por otro aspecto, tenemos el caso de que existen dos tipos de agente de seguros: el agente de seguros exclusivo y el vinculado.

El primero de ellos, se encuentra inscrito en el Registro de Agentes que tenga la aseguradora con la que trabaje y solo puede ejercer su labor para dicha entidad.

Después, el agente de seguros vinculado podrá trabajar con varias empresas a la vez.

Para poder ejercer una ocupación u otra, se necesita una formación especializada y diferente.

Corredor de seguros

Lo primero que hay que dejar claro, debido a que muchas personas se preguntan si es rentable ser corredor de seguros, es que este es el profesional más cualificado dentro del sector y el que más suele destacar.

Su trabajo es el de llevar a cabo la mediación de seguros de forma independiente, esta figura no está ligada a ninguna entidad aseguradora desde el primer momento.

Por ello, se entiende que este es el perfil profesional del sector en el que más confían los clientes, gracias a su imparcialidad y profesionalidad a la hora de ayudar a los diferentes interesados a cubrir los distintos tipos de riesgos que puedan tener.

Sin embargo, esto le obliga también a tener más obligaciones y ser más preciso con su labor. El corredor de seguros debe anteponer en todo momento las necesidades del cliente a otros aspectos como puede ser su propia economía.

Si esta es la profesión que te interesa también necesitas una formación concreta, que será expuesta más adelante, para obtener el título de corredor de seguros.

Otras figuras profesionales existentes dentro del sector de los seguros

Siendo cierto que las figuras del agente y el corredor de seguros son las más importantes y las que más destacan dentro de este sector, existen otros perfiles profesionales que emprenden su carrera laboral en otros aspectos coetáneos.

Operador de banca-seguros

Si bien es cierto que esta figura podría entrar dentro de una especialización entre los agentes de seguros, es visible que también tiene unas especificaciones claras y diversas, como lo es su área de actuación: las entidades de créditos.

Las operadoras de banca-seguros son aquellas entidades de créditos o distintas organizaciones que pueden ser controladas por la banca que, realizando un contrato previo con una agencia de seguros o varias, pueden ejercer la función de comercializar seguros dentro de sus compañías.

Es decir, tenemos un agente de seguros que trabaja directamente dentro de un banco que está vinculado a las distintas (que también puede ser solo una) entidades aseguradoras con las que haya negociado la banca. Es decir, nos encontramos otra vez la figura del exclusivo y el vinculado.

Auxiliar externo o empleados que trabajen dentro de una aseguradora

Existen figuras que trabajan de manera auxiliar en diferentes aspectos y áreas dentro de la entidad aseguradora o reaseguradora o en las entidades de créditos vinculadas.

Estas profesiones se caracterizan por algo en común que pueden colaborar en la tramitación y gestión de los seguros, así como la obtención de la clientela, pero no están formados para poder prestar el asesoramiento indicado a la hora de formalizar una cobertura de riesgos.

Requisitos no relacionados con la formación

Dependiendo de los diferentes tipos de formación existentes para que puedas desenvolverte en una de estas profesiones mencionadas, si quieres saber cómo ser agente de seguros o corredor de seguros hay que tener un elemento muy definido: la actitud.

Una persona que quiera ejercer esta profesión debe tener contar con un código ético personal intachable porque, aunque se encuentre relacionado con el mundo de las ventas, su objetivo no es llegar a las comisiones necesarias por encima de cualquier cosa, sino asesorar de forma honesta y verdadera a las personas.

Muchos clientes necesitan este tipo de coberturas en momentos de su vida para poder arreglar algunos problemas de gravedad en los que se pueden ver envueltos y no necesitan ni ser engañados ni ser asesorados de forma incompleta por otros motivos externos.

El profesional que quiere dedicarse a esto debe tener esto muy claro. Al igual que debe saber que para ejercer estas funciones laborales necesita iniciativa.

Tiene que conseguir moverse con facilidad y contar con dotes destacables relacionados con la oratoria porque no importa que mantenga ese código ético intachable sino sabe gestionar estas situaciones ni interactuar con los clientes.

El perfil de los corredores y los agentes de seguros, sobre todo el de los primeros debe estar muy cuidado debido a que las exigencias que exige esta profesión requieren de unas capacidades personales suficientes para cumplirlas.
Los requisitos para ser un corredor de seguros no solo se centran en la formación.

Formación especializada

Para ejercer la función laboral de estas figuras, la persona interesada necesita de acreditaciones profesionales que se obtienen mediante los cursos regulados y basados en la Ley 26/2006 de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados.

Existen diferentes cursos de mediador de seguros y cada uno de ellos está enfocado a una de las profesiones especificadas y comentadas anteriormente.

Gracias a la modalidad de cursos online, a la que pueden accederse hoy en día, una persona puede encontrar y realizar de forma cómoda y rápida, según sus necesidades, este tipo de formación.

A continuación, se expondrán las diferencias entre el curso para agentes de seguros, el de corredor y de auxiliar.

Mediador de seguros grupo A

La formación que otorga la acreditación de mediador de seguros grupo a va dirigida a aquellos profesionales que quieren desarrollar su carrera como corredor de seguros y/o reasegurados o como agente de seguros y operadores de banca-seguros vinculados.

Gracias a un Curso Online de Mediador de Seguros Grupo A que aporte esta certificación, el interesado conseguirá entender a la perfección:

  • La situación del mercado asegurador dentro de España, así como el mercado de las pensiones
  • Los diferentes tipos de contratos, seguros y coaseguros
  • Técnicas informáticas, administrativas y gestiones relacionadas con el marketing
  • La importancia de la seguridad social y los diferentes seguros de vida
  • Cómo proteger y asesorar a sus consumidores y clientes

El contenido del curso está adaptado a la proposición implícita de la Resolución de 18 de febrero de 2011, de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Es decir, que lo aprendido aquí (como en los otros cursos que van a exponerse) cumplen con los requisitos y principios básicos exigidos para labrar tu profesión como dentro del sector de la mediación de seguros.

Necesitas el título de Bachiller Superior o equivalente para poder realizar esta formación.

Mediador de seguros grupo B

Con la certificación que te aporta el Curso Online de Mediador de Seguros Grupo B podrás ejercer tu papel como agente de seguro exclusivo y colaborador externo en caso de siniestro o en temas de gestión, así como en otras funciones relacionadas con las personas que integran el órgano de dirección y gestión.

Para comenzar este curso, no necesitas tener el bachiller superior, tan solo con la educación secundaria obligatoria podrás acceder a él.

También es cierto que los contenidos que debe conocer a la perfección un agente de seguros exclusivos a la hora de realizar su profesión como determina el Real Decreto 764/2010 y la ley expuesta anteriormente, es menor.

Durante el tiempo que dure este curso, aprenderá a conocer cómo se consigue y elabora un contrato de seguros de manera legal y profesional, y aprenderá a diferenciar entre los diferentes tipos de seguro que existen, a la vez que conocerá cuáles son las herramientas básicas para realizar sus gestiones administrativas y publicitarias.

Mediador de seguros grupo C

Para finalizar, solo cabe hablar del Curso Online de Mediador de Seguros Grupo C necesario para poder realizar las funciones de auxiliar externo, empleado de cualquier tipo dentro de una aseguradora sin derecho a asesorar a los clientes, captador de clientes, etc.

Al igual que el curso anterior está regulado por el Real Decreto y la Ley de Mediación de Seguros y Reaseguros privados y no es necesario nada más que la educación secundaria obligatoria para poder realizarlo.

A diferencia con el Mediador de Seguros Grupo B, con este curso de menor duración obtendrás un temario más sencillo relacionado con:

  • Cuestiones de Marketing y ofimática
  • Qué partes tiene un contrato de seguros y cómo redactarlo y entenderlo
  • Cómo deben protegerse los datos de los clientes
  • Cómo funcionan las aseguradoras