¿Qué hay que estudiar para vender pisos?

Ser agente inmobiliario independiente es una oportunidad existente a día de hoy gracias a la liberación que tuvo lugar dentro de este sector profesional años atrás. Sin embargo, te arriesgas a poder ejercer una actividad no siguiendo de forma correcta el marco legal.

Es decir, antes de este momento, estabas obligado a colegiarte en el API (Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria) mientras que ahora, en algunas comunidades de España, puedes ejercer libremente esta profesión asumiendo por tu cuenta los riesgos existentes.

Para que no existan peligros y pueda mantenerse transparencia entre las gestiones que surgen entre el profesional y el comprador, en Cataluña el Registro de Agentes Inmobiliarios sigue siendo obligatorio para todo aquel que quiera ejercer esta profesión. De esta forma, al obtener el título oficial agente propiedad inmobiliaria, uno podrá verificar sus capacidades a la vez que protege los intereses de sus clientes.

Es cierto que, con el paso de los años, algunas comunidades autónomas están comenzando a hacer un nuevo registro de agentes inmobiliarios, como es el caso de Madrid. Actualmente, no es una función obligatoria, sin embargo, son conscientes de lo que supone para los clientes un respaldo legal que indique que se trata de personas formadas en su sector, a través de estudios y la obtención de acreditaciones pertinentes y con un gran sentido de la honradez.

Por ello, viendo la importancia que significa actuar bajo el marco de la legalidad para crear una alianza más fuerte junto a los clientes, cabe hacerse una pregunta: ¿Qué hay que estudiar para vender pisos?

Si quieres cuidar a los consumidores y obtener un gran reconocimiento como empresario, deberás pensar en obtener las acreditaciones profesionales deseables a través de una formación previa. De esta forma, tu trabajo será más eficaz y los clientes no dudarán en confiar en una persona realmente cualificada para este sector.

Existen diversos cursos online, con los que podrás facilitarte la obtención del certificado de Agents Immobiliaris de Catalunya (AICAT) y de esta forma poder ejercer la profesión dentro del marco de la legalidad.

 

En definitiva, la respuesta a la pregunta, ¿qué hay que estudiar para ser agente inmobiliario? Podrías no llegar a formarte sino lo consideras necesario. Sin embargo, es conveniente que sepas cómo actúa el marco legal a la hora de vender una casa, que conozcas diversas técnicas de comunicación para poder asesorar a tus clientes y que consigas diseñar tus propios planes de marketing para ejercer este servicio.

Además, por otro lado, con una buena formación de base, podrás conocer los requisitos para abrir una inmobiliaria de forma satisfactoria, sabiendo qué tipo de trámites debes realizar con el Ayuntamiento de tu Comunidad Autónoma, gestionando correctamente los diferentes tipos de registro y conociendo qué licencia de obra necesitarás.

 

¿Qué te convierte en un buen agente inmobiliario?

Aunque decidas trabajar como agente inmobiliario dentro de una compañía concreta o decidas abrir tu propia inmobiliaria con el paso de los años con intención de dar un paso más en tu carrera, tienes que tener claro que los requisitos personales necesarios para ser agente inmobiliario son: la capacidad de asesoramiento, la honradez y la transparencia.

Por ello, se recomienda que esa persona que quiere dedicar su futuro profesional al sector de las ventas de inmuebles, aproveche una buena formación que le aporte los conocimientos necesarios para atenerse al marco legal, conocerlo en profundidad y ofrecer la mejor calidad en servicios para sus clientes.

Tan solo una persona con los conocimientos apropiados en el sector podrá conseguir un resultado que satisfaga no solo al cliente, sabiendo que ha obtenido la mejor oferta posible y la más adaptada a sus necesidades, sino también al agente inmobiliario y al grupo de profesionales que trabaja con él.