¿Cómo trabajar en un banco?

¿Cómo trabajar en un banco? Esta es una pregunta muy habitual entre los diferentes perfiles que han terminado e, incluso, que están comenzando su formación dentro del sector financiero y económico.

Por ello, en este artículo, van a explicarse las diferentes modalidades de trabajo que existen dentro del sector de la banca, así como su normativa vigente y los tipos de conocimientos complementarios que se exigen de forma legal para poder realizar estas funciones bajo el marco de la ley.

Incluso, aunque tengas conocimiento establecidos sobre las diferentes maneras en las que ha podido funcionar este sector debido a familiares y conocidos que llevan trabajando años dentro del mundo de las finanzas, es importante conocer cómo han reformado las nuevas tecnologías la normativa dentro del área, como ha sucedido con la Directiva de Mercados e Instrumentos Financieros y la Regulación de Mercado e Instrumentos Financieros (MiFID II).

Diferentes perfiles profesionales dedicados al mundo de la banca

Anteriormente, cualquier persona que quisiera dedicarse al mundo de la banca es probable que optase por grados y licenciaturas como pueden serlo economía o empresariales. Sin embargo, este concepto ha sido renovado y los perfiles que se buscan a día de hoy abarcan muchos más campos que estos.

Ahora existe un nuevo enfoque: la especialización.

¿Qué quiere decir esto? Que, dentro de este sector, la formación continuada es imprescindible para que puedas ir adaptándote a todo lo que va sucediendo gracias a los cambios ofrecidos por el mundo digital.

Actualmente, una persona que, en sus inicios, haya optado por otras ramas de la educación como el derecho o el marketing, puede verse interesado en continuar desarrollándose con cursos online que le ofrezcan la posibilidad de obtener acreditaciones que le acaben derivando al sector de las bancas o las finanzas.

Características personales

Independientemente de la formación que tengas y de las diferentes especializaciones que vayas desarrollando posteriormente a tus estudios universitarios, hay algo fundamental que deben tener todas las personas que trabajan en banca y está relacionado con las características personales de cada uno.

Los estudios te aportan conocimientos necesarios y obligatorios para ejercer una profesión, eso es algo indiscutible. Sin embargo, la persona que, actualmente, decida trabajar en el sector de las finanzas, tiene que ser una persona con iniciativa, buena capacidad oratoria, eficacia resolviendo trámites y aportando soluciones a problemas con una mayor rapidez, etc.

Un elemento básico y esencial para trabajar en la banca es la honestidad. En algunos puestos, un sueldo podrá incrementar notoriamente por los objetivos que una persona pueda cumplir de manera mensual dentro de su puesto laboral, sin embargo, el bien del cliente, la reputación de la empresa y las ganas de ayudar a cualquier usuario implicado deben ganar a aspectos como la codicia.

Un buen trabajador dentro de este sector debe tener una ética profesional intachable y ofrecer las mejores soluciones para cada uno de los clientes.

También de cara a los clientes y en el desarrollo de los informes o las gestiones tratadas en las reuniones, su capacidad oratoria y escrita deben ser estudiadas y altamente cualificadas para que no se derive a una situación de falta de información o de mala praxis de sus funciones laborales.

Novedades del MIFiD II


Para quienes no lo sepan todavía, MIFiD II es un concepto que hace referencia a las dos entidades (mencionadas anteriormente) encargadas de que los mercados financieros así como sus productos se mantengan estabilizados dentro de la Unión Europea. Por supuesto, sus funciones son aplicables también a la relación creada entre diferentes organismos y con los clientes finales de manera individual.

Desde el 3 de enero de 2018, el reglamento de MiFID II se ha visto envuelto en diversas reformas que ha dado lugar a una nueva normativa MiFID II presente en las diversas formas de aplicar la tecnología actual, la manera de elaborar las leyes, una nueva formación en la estructura, etc.

A continuación, van a exponerse los aspectos más llamativos en donde pueden verse estas nuevas novedades de MiFID II.

Principios de los cambios legislativos

El objetivo principal en los que se fundamentan estos nuevos cambios es reforzar la seguridad y protección de los inversores económicos para poder mejorar la funcionalidad y la estabilidad de los diferentes mercados financieros generando una mayor veracidad en la transparencia de las gestiones y los contenidos. Y, de esta forma, ser más eficientes.

Cambios del MiFID II en relación a los clientes

Transparencia en las gestiones

Cuando se habla de transparencia, en esta ocasión, se hace referencia a que, en todo momento, el consumidor será consciente de la cantidad de dinero que está ingresando por las inversiones que realiza.

Para que esto se cumpla, cuando el cliente decida contratar un producto o servicio, o quiera recibir asesoramiento, las diferentes entidades financieras deberán facilitar toda la información sobre los diferentes productos y sus características.

Pero, para asegurar de que esto se está cumpliendo, todos estos datos comentados deben ser registrados y documentados, así tanto el resto de miembros del equipo financiero como los clientes tendrán acceso siempre que lo necesiten o quieran a estas gestiones nuevamente.

Recomendaciones personalizadas

La figura del asesor financiero (que desarrollaremos de forma más profunda después) se encontrará más formada que antes.

¿Qué queremos decir con esto? Que ahora, el asesor financiero está obligado a tener una formación especializada que debe actualizar de forma regular para poder ejercer sus funciones para poder garantizar el mejor trato y asesoramiento posible a los clientes.

De esta forma, los asesores financieros serán personas especializadas en facilitar a los interesados todos los conocimientos del sector para que puedan encontrar qué áreas se adaptan mejor a su perfil y su economía.

Mayor posibilidad de pagar menos comisiones

Gracias a estas nuevas normas de transparencia y gestión en los servicios, ningún cliente tendrá dudas acerca de las comisiones que tendrá que pagar.

Es muy posible que, anteriormente, al no aplicarse estas medidas, un inversor no conociese el porcentaje exacto del dinero que debería abonar hasta el momento final. Sin embargo, esto ya no ocurrirá más.

Ahora, podrás sentirte más tranquilo. Te aseguras que vas a tratar con una persona o varias con grandes conocimientos en el sector que están obligados en conseguir la mejor opción para ti. Probablemente, comiences a encontrar otros aspectos que se adecuan más a tu presupuesto y a tu perfil como inversor y que esto afecte de forma directa a las comisiones a abonar con tus pagos.

Cambios en el MiFID II en relación a los asesores financieros

Los cambios producidos en esta nueva forma de aplicar esta ley para garantizar una mayor estabilidad en el mercado de finanzas europeo y que está enfocado a la transparencia a la seguridad del inversor, también tienen una franja de actuación directa en los asesores financieros.

Es cierto que, aunque todas estas normativas tengan una finalidad ligada a la seguridad de los inversores, se necesitan trabajadores idóneos que puedan ejercer con profesionalidad y conocimiento estos cambios.

Nuevos requisitos en la formación y la labor de los asesores financieros

Tras las diferentes discusiones surgidas sobre cómo iba a afectar esta ley al papel del asesor financiero, cuando se instauró la nueva normativa de MiFID II, las cuestiones alrededor de esta figura (sea independiente o no) quedaron muy claras:

  • La directiva de las entidades que se dedican a ofrecer este tipo de servicios tienen que tener muy claro cuáles son las competencias de los asesores financieros que contratan. Deben ser demostradas en todo momento, para que se pueda verificar que están a la altura de las circunstancias expuestas.
  • Para trabajar asesorando a los futuros inversores dentro de las nuevas directrices de MiFID II contarán, con el mismo grado de importancia, la experiencia laboral dentro del sector y la cualificación obtenida gracias a la formación complementaria que varían de los másteres online, las acreditaciones y los programas superiores. Este punto es de gran importancia porque, por muchos años que te hayas estado dedicando anteriormente a este sector, necesitarás empezar tus estudios de especialización si no los tienes y quieres seguir conservando tu puesto laboral.
    Como nota aclaratoria: las personas que no tengan esta formación cualificada mínima, tendrán un periodo de cuatro años para poder adquirirlas. Hasta el momento, sus funciones serán realizadas con un supervisor especializado.
  • Un asesor financiero cuando realice su trabajo y ofrezca la información sobre un producto a un cliente, deberá aportar datos muy concretos y ampliados para que el futuro inversor esté informado de todo. La estructura sería la siguiente:
  1. Hablar sobre los riesgos de todos los productos, como las imputaciones fiscales que puede haber
  2.  Cuál será el coste total que habría que abonar
  3. Cómo funcionan los diferentes mercados
  4. Cuál será el impacto de su acción frente al mercado
  5. Por qué un producto es recomendado para un cliente (cuando hablamos de un cliente, nos referimos a ese cliente en concreto con el que está tramitando toda esta información el asesor)

Si, por otro lado, te estás dedicando a la portabilidad de la información pero no al asesoramiento financiero, el último de los puntos es el que no debes realizar.

Cursos y formación necesaria para trabajar en un banco

 

Una vez que has conocido algunos de los nuevos aspectos que se están regulando en la nueva normativa MiFID, es posible que te hayan entrado algunas dudas, sobre las maneras de especializarte y formarte para poder trabajar en un banco. Es normal.

Por ello, en este apartado, vamos a hablar de las principales profesiones que puedes ejercer dentro del sector de la banca y cómo podrás formarte debidamente para convertirte en un empleado ejemplar.

Además, posteriormente, también habla

 

remos de la formación complementaria que debes tener para cumplir con la legalidad y asegurarte un buen futuro en el sector de las finanzas.

Asesor Financiero

Para ejercer como asesor financiero tus estudios no deben estancarse solo en tener un graduado o una licenciatura en economía. Programas como los másteres online o los programas superiores de formación son los más indicados para ti, si lo que buscas es entrar dentro de esa figura de asesor financiero experto que exige el MiFID II.

El asesor financiero es aquella figura que se dedica en exclusividad a descubrir cuáles son las necesidades financieras de una entidad, empresa o un cliente particular. De esta forma, analizando el conjunto de circunstancias que engloba al cliente y haber desarrollado un perfil de riesgo, esté podrá recomendarle en qué puede o no invertir y cuáles son las opciones que hay disponible para ayudarle a mejorar su situación.

Por ello, con un Máster en Asesoramiento Financiero y Seguros conseguirás obtener toda la formación necesaria de acuerdo con el Real Decreto 764/2010 y la Resolución de Formación de 18 de febrero de 2011 que desarrolla la Ley 26/2006 de Mediación de Seguros y Reaseguros privados.

Es decir, tras la realización de este máster obtendrás la Certificación Formativa Acreditativa del Grupo B.

Si, por algún casual, te encuentras trabajando dentro de este sector pero necesitas mejorar tus competencias y no tienes tiempo para realizar un máster, el Programa Superior de Asesor Financiero te aportará los conocimientos necesarios para poder mantener tu puesto de trabajo sin riesgo a perderlo, obteniendo un gran aporte de conocimientos acerca de cómo han ido avanzando las tecnologías dentro del sector y cómo funciona todo en la actualidad.

Mediador de Seguros

Otra figura muy importante dentro del sector de las finanzas y la banca, es el mediador de seguros, la persona encarga de aconsejar al cliente en lo referido al mundo de los seguros y las diferentes coberturas que necesita para poder desarrollar su vida cotidiana.

Sí, es cierto que existe la profesión de corredor de seguros y que esta no trabaja dentro de este sector profesional. Sin embargo, un mediador de seguros es una figura muy amplia que puede especializarse con tres tipos de formaciones diferentes. La primera de ellas, conocida como Mediador de Seguros Grupo A la especializará con las corredurías y la figura de mediador independiente.

Sin embargo, las acreditaciones B y C se encuentran dentro del sector de la banca debido a que una persona que se dedique a la mediación de seguros también puede ser operador de banca y seguros.

Con el Curso Online de Mediador de Seguros Grupo B obtendrás las competencias necesarias para trabajar en el órgano de dirección de los diferentes operativos de banca-seguros exclusivos; así como, en las distintas redes de distribución de la banca.

Este tipo de curso especializado te aportará todos los conocimientos existentes sobre los diferentes tipos de seguros que existen y cómo puedes exponerlos mercantilmente dentro del sector de la banca.

Por otro lado, con el Curso Online de Mediador de Seguros Grupo C podrás trabajar como auxiliar en el asesoramiento y asistencia de clientes o en la captación de los mismos. Por lo que, a diferencia de con el curso expuesto anteriormente, las competencias que desarrollarás sobre todo tendrán relación con el ámbito administrativo

Otros cursos de cumplimiento legal

Como se ha venido comentando a lo largo del reportaje, cuando uno decide trabajar en un banco, sabiendo todo lo que ello implica en cuestiones de responsabilidad y compromiso, es consciente de que no solo necesita una formación basada en unos conocimientos que le ayuden a desarrollar sus funciones como empleado sino que, existen otros aspectos que debe conocer para reforzar un código ético basado en el cumplimiento normativo de una entidad bancaria, para conocer diferentes medidas de prevención de riesgos de diferente índole (penal, laboral o empresarial), etc.

Es más, se recomiendan que los diferentes miembros que existan en la plantilla laboral de una entidad bancaria conozcan ciertos aspectos como:

• El Reglamento General de Protección de Datos
• Las medidas preventivas a llevar a cabo contra el posible blanqueo de capitales.
• Cuáles son los diferentes riesgos financieros que pueden darse en el lugar de trabajo

El Reglamento General de Protección de Datos

El Reglamento Europeo de Protección de Datos entró en vigor el 25 de mayo de 2018 y con él, un nueva legislación para reforzar las políticas de seguridad en la protección de los datos de los clientes y usuarios con los que trabaje una entidad o empresa.

Las personas que trabajan en un banco deben contar con una formación como la que se obtiene con el Curso Online del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y conocer así todo lo necesario para conseguir ahorrarse multas de hasta 20.000.000 de euros.

Con el plan de estudios que propone esta formación te mantendrá al corriente de los nuevos principios del tratamiento de los datos, los derechos de los clientes y tus obligaciones como trabajador. Además, tendrás la posibilidad de ver y analizar casos prácticos que te dejarán más claro todavía cuáles son las diferentes situaciones en las que puedes verte envuelto en una infracción a este reglamento sin saberlo.

Blanqueo de capitales

En cualquiera de las entidades que se encuentren relacionadas con el mundo de las finanzas, de lo que más suele haber es dinero y, por ello, las operaciones de lavado del mismo o la financiación del terrorismo pueden darse de manera más sencilla y fácil de lo que llegas a imaginar.

Es probable que te encuentres en una situación en donde un usuario quiera introducir dentro del mercado financiero un dinero ilegal y, ¿cómo podrías reconocer esta situación? Con un Curso Online de Prevención de Blanqueo de Capitales.

Gracias a estos conocimientos podrás aprender diferentes técnicas preventivas para evitar que se produzcan procedimientos relaciones con el blanqueo de capital e incluso, obtendrás los recursos necesarios para poder denunciar por ti mismo estás violaciones de la ley al SEPBLAC.

Es muy importante que te conviertas en un experto en la prevención del blanqueo de capitales si lo que quieres es ser un empleado implicado en tu trabajo y poder aportar lo mejor de ti dentro del mercado financiero.

Prevención de riesgos penales

La elaboración de un plan de prevención de delitos penales en la empresa es algo esencial para evitar grandes consecuencias en un futuro y más si hablamos de una entidad que se encuentra dentro del mercado financiero.

Primero, ¿qué es un plan de prevención de riesgos penales en la empresa? Son unas medidas de control y seguridad que deben llevarse a cabo dentro de una empresa para cumplir con la normativa legal vigente en la cual se le ha adjudicado a una compañía laboral la posibilidad de cometer de carácter penal como persona jurídica.

Los motivos por los que una entidad puede ser imputada y juzgada como persona jurídica son bastante amplios, por ello, es muy importante que un sector como la banca cuente con la figura del compliance officer (o controller jurídico) para que pueda realizar las medidas preventivas mencionadas y comunicarlas al resto de plantilla para que se lleven a cabo.

Los conocimientos necesarios para poder cubrir el puesto de esta figura o simplemente para conseguir elaborar un modelo de plan de prevención de riesgos penales solo se consigue con una formalización especializada con cursos como el Curso Online de Compliance Officer y Prevención de Riesgos Penales en la Empresa.

Gracias a este tipo de cursos y conociendo bien el nuevo marco legal en el que se encuentran algunas entidades y empresas, uno podrá conocer la importancia del cumplimiento normativo basado en la ética y la transparencia empresarial.

Prevención de riesgos financieros

Para terminar de salvaguardar la integridad de los miembros de la plantilla de trabajo, así como de los distintos riesgos que pueden suceder dentro de un banco, es necesario que los empleados relacionados con las finanzas, si quieren mantenerse bajo el margen de la ley, terminen por añadir a su formación complementaria los conceptos aprendidos de cursos como el Programa Superior de Gestor de Riesgos Financieros.

Un curso como el Programa Superior de Gestor de Riesgos Financieros es necesario porque, gracias al temario que ofrece un curso como este, podremos ayudar como directivos y asesores financieros a los inversores antes de que participen.

En el mundo de las finanzas, todo el mundo sabe que los riesgos financieros existen e incluso que, antes de que se acometa la acción, ya producen verdadero terror en algunos. Por ello, con una formación en gestión de riesgos financieros podrás ofrecer un plan estructura acerca de las diferentes alternativas y métodos de evaluación que se van a llevar a cabo para que el cliente se mantenga seguro y reducir las posibles consecuencias de su inversión.

Prevención de riesgos laborales

Y, para finalizar, cabe mencionar la importancia también que tiene la formación en riesgos laborales dentro de este sector. No se está ante un trabajo en donde pueda caerse un bloque de hormigón sobre uno, sin embargo, al manejar cantidades grandes de dinero uno se expone tanto a situaciones en donde pueda correr un riesgo su integridad física como un ciber ataque.

Por ello, es importante que los directivos y empleados sepan cómo hacer un plan de prevención de riesgos laborales para saber actuar ante diferentes situaciones y reducir los riesgos e impactos que puedan desarrollarse.